Crónica del Mundial de Medio Maratón de Valencia 2018

Logo del WHM Valencia - Fuente: iaaf.org

Logo del WHM Valencia – Fuente: iaaf.org

Hola, me llamo Jonathan Florido, tengo 28 años y soy aficionado al running y el triatlón. Hace algo más de 2 años creé FinisherBox, la primera empresa especializada en cajas regalo para deportistas. Hoy, y después de muchos años sin participar en carreras por el estrés y el intenso trabajo con FinisherBox, ¡he vuelto a correr! Por eso hoy me hace especial ilusión contarte la historia de mi regreso a una carrera popular, en este caso el Mundial de Medio Maratón Valencia 2018. Una experiencia única, memorable e irrepetible en una ciudad mágica pensada al 100% para el corredor. ¿Comenzamos?

Antes de nada, me gustaría comentarte que me animé en el mundo de las carreras populares hace unos 8 años más o menos. Empecé a correr con el club de mi gimnasio, poco a poco comencé a progresar y al final acabé aficionándome al mundo del triatlón… Mira si me aficioné que acabé participando en algunos Half Ironmans (por si no lo sabes, es una modalidad de triatlón que combina 1,9km de natación, 90km en bici y acaba corriendo una Media Maratón). Mis pocos años practicando este deporte me han permitido hacer grandes amigos, viajar para hacer turismo deportivo y descubrir carreras muy divertidas donde he sufrido y disfrutado a partes iguales.

Siempre he sido muy pero que muy amateur y he participado en competiciones por placer y por la ilusiòn de acabar un nuevo reto. Después de correr mi única Media Maratón en 2011 con una marca de 1:49:17 (para que veáis que sí soy muy amateur), hace unos meses me entraron muchas ganas de volver a competir. Al enterarme que en Valencia se celebraba el Mundial de Medio Maratón, decidí que era el escenario ideal para mi próximo reto.

Un Mundial de récord

Miles de corredores participaron en el Mundial - Fuente: iaaf.org

Miles de corredores participaron en el Mundial – Fuente: iaaf.org

En este Mundial hubo dos carreras: la élite y la Mass Race (básicamente la modalidad popular del Mundial de Medio Maratón). Aproximadamente 14.500 corredores nos inscribimos en la modalidad popular, celebrada el sábado 24 de marzo de 2018. El número de inscritos ha constituido un nuevo récord en la modalidad popular de un Mundial de Medio Maratón, resultado del grandísimo trabajo que Valencia lleva haciendo durante años y que ha llevado a consolidar la Maratón de Valencia como la Maratón con más participantes en España.

Como llevaba mucho tiempo sin correr, mi idea no era hacer ningun tiempo en concreto sino simplemente acabarla y, sobre todo, disfrutarla. Comencé a entrenar más o menos en serio en enero, justo después de Navidad. El objetivo de mis primeros entrenos fue volver a retomar buenas sensaciones y consistieron básicamente en salir a rodar 45min-1h a ritmo cómodo de 6_15min/km básicamente. La verdad es que me sentí muy cómodo desde el principio de los entrenamientos y, pese a haber ganado 15kg en los últimos 2 años (¡consecuencia de emprender y de estar al 100% por FinisherBox!), enseguida me volví a sentir runner, que al final creo que es lo más importante de todo.

Me planteé un primer reto para probarme, y me apunté a la 15k Valencia abierta al mar, disputada el 18 de febrero. La acabé a 5:38min/km con buenas sensaciones y con el convencimiento de que iba a ser finisher en el Mundial de Medio Maratón. Las últimas semanas antes de la carrera no pude entrenar demasiado por diversos viajes, pero no me importó ya que sabía que en la carrera me sentiría bien y que me saldría como había planteado.

El día D: ¡A correr!

Recorrido del Mundial - Fuente: iaaf.org

Recorrido del Mundial – Fuente: iaaf.org

El día llegó, me puse unas mallas y mi camiseta corta del Triatlón de Valencia (que había hecho unos meses atrás con buenas sensaciones también) y, nada más ponérmelas, me invadieron unas sensaciones muy buenas. Hay que tener en cuenta que el Mundial de Medio Maratón de Valencia se corrió el sábado a las 17:00h de la tarde, un horario donde pocos runners estábamos acostumbrados a correr.

El día pintaba raro, con unas nubes que a lo largo del día se habían presentado más amenazantes a medida que se acercaba el inicio de la carrera. Llegué a la salida con tiempo, vi a los elite salir a las 17:05h y me fui a mi cajón (después de tantos años sin correr elegí salir en el último cajón para hacer mi carrera y no molestar a nadie). Justo cuando empezamos a ir hacia la salida comenzó a llover ligeramente, ¿nos llovería durante toda la carrera o sería un simple aviso? La carrera, sin duda, se presentaba apasionante.

Mi táctica de carrera era muy clara: salir a 6min/km, ver cómo me encontraba y sobre todo no fliparme, tenía muy claro que correr 21km sin haberlo hecho durante tantos años iba a ser duro y prefería ir a un ritmo cómodo para aguantar bien la carrera y acabar de forma decente, que acelerar al principio y pagarlo muy pero que muy caro al final. Por cierto, corrí sin pulsómetro ni GPS, ¡solo por sensaciones! No me gusta mucho correr con tecnología y además, en esta carrera, quería correr 100% por sensaciones y ver qué pasaba.

¿Comenzamos?

Salida del Mundial de Medio Maratón Valencia - Fuente: iaaf.org

Salida del Mundial de Medio Maratón Valencia – Fuente: iaaf.org

La marea de runners de mi cajón se desplazaba lentamente hacia la línea de salida, ya que éramos muchos corredores. Poco a poco fuimos llegando al arco de salida bajo la lluvia de unas intermitentes gotas que refescaban el ambiente, cosa que se agradeció por el calor que hacía esa tarde. Poco a poco, la música comenzaba a sonar más fuerte, la carrera estaba a punto de empezar y yo no paraba de sonreír, tenía muchísimas ganas de ser finisher y tenía claro que lo iba a conseguir.

Comencé la carrera tranquilo, había muchos corredores y había que ir con cuidado para no pisarse a las primeras de cambio. Los primeros recorridos fueron muy tranquilos, un poco más despacio del ritmo que tenía pensado ir ya que era difícil adelantar. Una vez entramos en la avenida donde está El Corte Inglés del Aqua la marea runner se estiró y, mientras escuchábamos el sonido de una de las muchas batucadas de animación presentes en el recorrido, enfilábamos una recta de 2km aproximadamente.

Los primeros 10 kilómetros no tienen mucho de especial, pasaron rápido y me sentía muy bien: buena respiración, bien de piernas, ritmo regular y disfrutándola a tope. Pasé los primeros 10km casi clavados en 60min, y aquí es donde decidí que no iba a aumentar el ritmo porque la carrera todavía era muy larga y no quería jugármela. Del kilómetro 10 al 16 me junté con una familia donde corrían varios miembros y me llevaron muy cómodo, la verdad es que cuando te dejas llevar parece que es más fácil que correr en solitario. Fue una pena no localizar ninguna liebre, ya que tenía esperanzas de haber podido seguir a la liebre de 2h, pero el salir tan atrás lo hizo imposible.

Pezones y kilómetros

Cuando pasé el km 15 me encontraba mucho mejor que en la carrera que había hecho unas semanas antes. Iba bastante más lento que en los 15km, pero psicológicamente para mi fue importante porque ahora empezaba lo más duro. A partir del km 16 me entraron unos calambres en los brazos, al no estar acostumbrado a correr tanto rato en la misma posición se me cargaron un poco. La verdad es que molestaban pero me centré en estirar los brazos mientras corría y al final tampoco fue para tanto.

Por otra parte, me pasó algo que jamás me había pasado: ¡me empezaron a escocer bastante los pezones! Sé que para muchos runners es un calvario en muchas carreras, pero a mi nunca me había pasado algo similar. Más tarde lo achaqué al tema de la lluvia, el viento y el frío, ya que a lo largo de la carrera nos había llovido un par de veces de forma intensa y después había parado. Entre eso y las fuertes rachas de viento que hubo durante todo el circuito, el resultado fueron unos pezones escocidos durante toda la semana :)

La verdad es que la carrera comenzó a partir del km17. El no estar acostumbrado a correr tanto me comenzó a pasar factura, pero mucha menos de la que me esperaba la verdad. Justamente la carrera estaba en el centro de Valencia en esos momentos y la verdad es que lo que vivimos los corredores fue impresionante: el centro vallado totalmente y cientos de personas en cada calle dándote ánimos, ¡parecía que nosotros éramos los elite! Vivir algo así fue increible, la gente te llevaba en volandas hasta el final de la carrera… correr así y encima un Mundial de Medio Maratón fue algo que nunca olvidaré.

Los últimos kilómetros

mundial_medio_maraton_valencia_2018_finisherLos dos últimos kilómetros se me hicieron un poco eternos, ya se escuchaba el sonido de los altavoces de la meta, ya se veía la Ciudad de las Artes y las Ciencias iluminada y vestida de gala para recibirme… ¡estaba a punto de ser finisher! En el km 18 las lumbares me habían comenzar a molestar bastante y no podía correr cómodo. Imagino, como en el caso de los calambres en el brazo, que fueron consecuencia de no estar acostumbrado a correr tanto. Pero a mi eso me daba igual, mi objetivo estaba muy claro y ya nada me podía parar…

Y por fin… ¡pancarta del kilómetro 20! Justo al ver la pancarta la carrera bajaba hacia el antiguo cauce del Río Turia (ahora reconvertido en un parque espectacular que atraviesa Valencia de una punta a otra, ¡os recomiendo al 100% que vayáis a correr por allí!). El último kilómetro es simplemente espectacular, mientras iba bajando veía a cientos de corredores enfilando hacia la meta con el espectacular paisaje de fondo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y al fondo… ¡la meta!

En esos momentos es imposible mantener el ritmo, tus pienas se aceleran solas aunque duelan y los calambres dan igual. Los metros van cayendo, los aplausos aumenta, gritos de “Bravo campeones, ¡ya lo tenéis!”, “¡vamos, vamos!” a cada metro que recorres, los pelos de punta solo de pensar que ya estás a punto de conseguirlo… Creo que esa sensación es de las mejores que he sentido desde que comencé a correr.

Un final apoteósico

mundial_medio_maraton_valencia_2018_recompensaEl final del Mundial de Medio Maratón es simplemente apoteósico: Una pasarela montada a propósito en medio del agua que hay al lado del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. Una pasarela con gradas a los lados, repleta de gente, con música a todo trapo y cientos de personas animando. Unos últimos 100m que me ponen la piel de gallina en el momento que escribo estas líneas y que hacen que esta carrera sean aun más especial para los corredores.

Crucé la meta muy pero que muy contento con la carrera que había hecho, con un tiempo de 2:07:45h y un ritmo de 6:03min/km. Me gustaría haber podido ir un poco más rápido, pero la carrera fue así y estoy más que contento con el tiempo que hice. Grabé la medalla con mi tiempo, volví a casa y me comí dos hamburguesas (sí, dos, ¡tenía hambre!) de Lamburguesa (desde mi punto de vista la mejor hamburguesería de toda Valencia, os la recomiendo).

¿Qué pasó después? Os lo podría resumir en: me costó dormir ese día por el cansancio, al día siguiente tenía las piernas destrozadas del cansancio, me recuperé gracias a Urban Fisio (servicio de fisioterapia a domicilio, ¡también os lo recomiendo!) y estuve toda la semana sin hacer deporte para recuperarme al 100% :)

Espero que mi crónica te haya gustado y que te anime para participar en tus próximos retos. Porque si te gusta viajar y correr, en FinisherBox tenemos los mejores packs de Carrera + Alojamiento con la mejor atención personalizada. ¿Te animas a viajar y descubrir nuevas carreras?

Share this post

Comments (2)

  • Montserrat Allué Benedé Reply

    Me ha gustado mucho. Lo describes con ilusión y se te ve disfrutar también. Yo tengo 64 años y voy por mi tercera media, la mejor la de este año en Zaragoza, que aunque el viento de esa ciudad siempre se hace presente, pude terminarla en 2 horas 16 minutos, lo que no está nada mal para mi edad. Empecé a correr a los 56 años, descubrí las carreras de la mujer y ahí empecé….
    Me encanta cuando veo gente como tú, me transmitís las buenas sensaciones. Adelante, chaval. Tienes toda la vida por delante.

    05/04/2018 at 16:28
    • jonathan.florido Reply

      Muchísimas gracias Montserrat! Simplemente me gusta escribir las cosas tal y como las siento, me alegro que te haya transmitido buenas vibraciones.

      ¡Salud y km!

      05/04/2018 at 16:42

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *