cow

Sabes que a veces soportar a un runner es un verdadero coñazo, ¿verdad?

Por toda la paciencia que tiene contigo

Por respetar tus entrenamientos y tu dieta

Por madrugar contigo cuando vas a las carreras

Por animarte a tope cuando estás llegando a la meta

Por ayudarte a hacer lo que más te gusta: ¡CORRER!

¡Elige tu forma preferida de darle las gracias y dale una alegría!